¿No te ha pasado qué, cada vez que piensas en convertirte en emprendedor te empiezas a sentir mal? si la cabeza comienza a darte vueltas y el pecho se te comprime, esa reacción es lo que conocemos como ansiedad, como agobio, porque cada vez que piensas en ello solo puedes ver la lista inmensa que has creado en tu mente y que no ves el modo de hacer.

Quiero que sepas que te entiendo y lo hago porque yo también he sentido ese agobio y esa ansiedad, y he creado millones de excusas para no empezar a crear, a hacer cosas, excusas para no tirarme a la piscina aunque no sepa si hay agua o no, simplemente excusas para esquivar el seguir tus sueños, incluso el encontrar el camino que me conduciría al éxito de conseguirlos.

Un día, me levante, y aunque pueda sonar surrealista, lo supe, no podía pasar un día más sin empezar mi proyecto, fuera como fuera, saliera como saliera, estuviera la piscina llena, a medio llenar o vacía, no importaba, lo que yo quería hacer es seguir el camino de mis sueños así que eso fue lo que hice y éstos fueron mis primeros pasos:

Quitar los “Tengo que…”

¿Te ha pasado que cuando piensas siempre ves un “tengo que…”? si, porque en realidad cuando haces la lista del emprendimiento siempre empieza por un: tengo que hacer esto, tengo que preguntar lo otro, tengo que investigar lo de más allá, tengo que llamar a tal, tengo que … tengo que … Y éste querido amigo, es el principio del agobio.

Todos los “tengo que…” que te pones no son más que un signo de obligación, una imposición y, a ¿quién le gustan esa cosas? a nadie, ni a mi ni a ti ni a mucha gente, por ello quiero darte una idea, cambia los “TENGO QUE … ” por “DECIDO QUE …”.

Fíjate en la diferencia, “tengo que comprar un dominio” contra “venga, me he decidido, voy a comprar un dominio”, ¿ves la diferencia?; A partir de ahora cada tarea a de ser una decisión propia y tuya, porque es importante que entiendas que estas DECIDIENDO SER UN EMPRENDEDOR.

Haz una lista – diario:

Si, como lo lees una lista-diario, primero haz una lista de todas las cosas que ahora mismo te vienen en mente y puedes necesitar para poner en marcha tu negocio y a partir de ella diariamente escribe en un diario los pasos que vas siguiendo para cumplir cada punto de ella.

De ésta forma podrás comprobar que aunque sea poco a poco todos los pasos que vas dando te van acercando a cumplir tus sueños y que por mucho que a veces pueda parecer que “no has hecho nada” en realidad has hecho muchas cosas.

El camino del emprendedor es largo, por ello es importante mantener el optimismo alto y el foco centrado en el camino, por ello no dudes, empieza o continua dando pasos en el camino, por pequeños que sean te harán ir hacia adelante y como dice un dicho popular “hacia atrás ni para coger aire”.

Un abrazo

Letty Garcia The red coach

Translate »

Pin It on Pinterest

Share This